sábado, enero 17, 2009

Bocetos de personajes para animación

Muchas veces empiezo a dibujar y los resultados no alcanzan el nivel que me esperaba. Esto es particularmente estresante cuando tengo una imagen en la cabeza y no logro plasmarla en el papel. Las paredes de mi casa tienen varios desconchones como consecuencia de darme cabezazos contra ella.

Sin embargo, si perseveras y dejas de pensar, la muñeca se calienta y los trazos comienzan a ser más rápidos y a tener más fuerza. Debe entrar en juego aquel hemisferio del cerebro que se encarga de estas cosas, porque lo que soy yo, ni me entero; antes de darme cuenta van apareciendo cosas interesantes, y entonces lo divertido es escoger los detalles que más te gusten y profundizar en ellos.

 
Free counter and web stats